CNPT exige al Gobierno mayor regulación de las actividades de la industria tabaquera

07-10-2008

Madrid 6 Octubre (Europa PRESS)

El Comité Nacional para la Prevención del Tabaco exigió hoy al Gobierno, a raíz de la sentencia de la Audiencia Nacional en la que se reconoce que el tabaco es causa de cáncer, una mayor regulación de las actividades de la industria tabaquera, a no ser que “quiera seguir siendo cómplice”.

Según advierte en un comunicado, “el Gobierno debería revisar las cuentas de las tabaqueras, que están burlando la ley al financiar actos y actitudes de promoción del tabaco”. Además, aboga por campañas publicitarias “masivas y contundentes”, comparables a las de la DGT para los accidentes de tráfico, que expliquen el daño que ocasiona el tabaco tanto a los propios fumadores como a quienes conviven con ellos.

Asimismo, vuelve a solicitar que se prohíba fumar en los espacios públicos cerrados, como los bares y restaurantes pequeños, ya que, “de no hacerlo así, el Gobierno bien podría ser considerado cómplice de esta situación”.

Para la CNPT se necesario una regulación “mucho mejor” sobre la promoción del tabaco para evitar que los menores comiencen a fumar. Así, recuerda que durante el 2006 se detectó que los largometrajes y las teleseries de más audiencia contienen abundantes escenas de tabaco; y, de igual modo, en numerosas portadas aparecieron fumando personajes famosos.

En cuanto a la decisión de la Audiencia Nacional, que por primera vez concluye que fumar provoca daños en la salud y es un “factor cancerígeno”, aunque exonera a la administración del Estado de responsabilidad, señala que “hace cinco décadas que la ciencia conoce lo que los tribunales han admitido en España por primera vez: que el tabaco produce cáncer”.

“El principal responsable de estas enfermedades es la industria tabacalera que lo ha ocultado y negado durante décadas a sus clientes. Otra cosa es que a menudo los gobiernos han sido cómplices de las tabaqueras”, afirma.

Así, recuerda que “el 90 por ciento de las personas que fuman comenzaron en la adolescencia, presionados por un agresiva publicidad — directa o encubierta — y en pocos meses se encontraron atrapados por una fuerte adicción a la nicotina, por lo que el fumar no es en absoluto ni una “libre elección de adultos informados” ni un “acto libérrimo” como sostiene la Audiencia”.

Artículos relacionados

Etiquetas

Compártelo

Deja un comentario

Hemeroteca